Ciberdelitos

Noticias, información y prevención


Deja un comentario

Descubren en Singapur una banda de sextorsionadores organizados que usan jóvenes atractivas como cebo

La víctima conoce al delincuente en páginas de encuentro de la Red y se establece el contacto que termina, tarde o temprano, en cibersexo donde ambos se quitan la ropa delante de la webcam.

El chantajista graba el desnudo de la víctima y solicita dinero para que no sea publicado o incluso mostrado a sus amigos y familiares identificados en las redes sociales.

Mucha gente navega por la red para conocer personas nuevas y, en algunos casos, de forma premeditada o sobrevenida, incluso pueden plantearse algún tipo de experiencia sexual. Para ello hay muy diversas formas, si bien existen algunas clásicas como son las webs de contactos específicas. Más recientemente, han surgido sitios donde poder chatear con desconocidos de forma aleatoria usando la webcam, como por ejemplo Chatroulette, que en buena medida han marcado tendencia hacia relaciones menos profundas y, quizás, con más riesgo.

Captura de animación sobre la sextorsión. COPYRIGHT EDEX CRC / PantallasAmigasSegún manifiesta Jorge Flores, director y fundador de PantallasAmigas, “hemos recibido en las últimas semanas diversas llamadas, especialmente de jóvenes que dicen estar siendo chantajeados por alguien ante quien se desnudaron por la webcam. El contacto se inició en un lugar de contactos o chateo pero luego se intercambiaron más informaciones o datos que el chantajista usó posteriormente. En algunos casos, se trató de algo muy rápido: se conocen, se desnudan ante la cam y se produce el chantaje con exigencia de dinero en 24 horas. Otras veces la jugada dura más tiempo pero el resultado es el mismo”. En muchos casos la cantidad solicitada se ajusta al perfil de la víctima que previamente ha sido estudiado ya que el objetivo del delincuente es que se haga efectivo de inmediato.

Cada vez con más frecuencia llegan noticias que constatan el aumento alarmante de este tipo de casos en diversos lugares del mundo: Singapur, Rusia, Brasil, Uruguay… y también España, tal como ya advertía en 2011 la fiscalía. En ocasiones el proceso de sextorsión termina trágicamente.

Un engaño doble: ni siquiera hay un desnudo real al otro lado

Captura de animación sobre sextorsión. COPYRIGHT EDEX CRC / PantallasAmigasEn ocasiones se trata de una grabación y, al otro lado del videochat no hay sino una persona que controla lo que la víctima cree estar viendo y que selecciona las escenas a grabar cuando ésta se desnuda. También se puede tratar de chicas contratadas para seducir y desnudarse delante de la webcam para luego dejar la extorsión en manos especializadas. En cualquier caso, lo que la víctima cree ver es una oportunidad, alguien que quiere lo mismo que ella y que, por lo general, empieza incitando y ofreciéndose a desnudarse en primer lugar. A partir de ese momento, cualquier cosa es posible y cuando el cebo es realmente una persona se alcanzan límites no imaginables en esa supuesta relación íntima digital pero sobre todo virtual.

Los delincuentes se acercan al círculo privado para hacer mayor su amenaza. Tratan de conocer o entrar en la vida digital social de su víctima (por ejemplo, colándose por engaño o por derecho en su círculo en las redes sociales: Facebook, Tuenti…) de forma que puede amenazar con dar a conocer precisamente a su núcleo relacional, sus contactos, la existencia de esas imágenes tan comprometidas.

El perfil de las víctimas

Es muy variado, quizá especialmente hombres aunque también se produce con mujeres. Un caso típico de víctima puede ser un joven o varón adulto que cree haber encontrado una mujer con la que compartir excitación y prácticas sexuales usando la webcam. Sin embargo, también podemos encontrar mujeres de mediana edad y chicos adolescentes. “Es posible que haya proporcionalmente más víctimas entre población homosexual, pero no lo podemos confirmar estadísticamente. La causa podría ser una mayor prevalencia entre estas personas a la hora de buscar experiencias alternativas en tanto que en su entorno habitual, físico e inmediato, no hay oportunidades o no es asumido con plena naturalidad” comenta Jorge Flores.

¿Qué hacer ante un chantaje?

Desde PantallasAmigas apuntan que “aunque cada situación es diferente y requiere un tratamiento específico”, estos son los diez pasos que se pueden seguir si no se ha podido evitar que alguien inicie una sextorsión:

Decálogo para una víctima de sextorsión

  1. Pide ayuda. Solicita el apoyo de una persona adulta de confianza.
  2. No cedas al chantaje. No acceder a las peticiones del chantajista si con ellas este se hace más fuerte.
  3. No des información adicional. Cualquier dato o información puede ser usado por quien te acosa.
  4. Guarda las pruebas. Cuando te amenace, te muestre cosas delicadas… captura la pantalla y anota día y hora.
  5. Retira información delicada. Borra o guarda en otro lugar informaciones o imágenes privadas que puedas tener. Si no lo has hecho, tapa la webcam.
  6. Elimina malware. Asegúrate de que no tienes software malicioso —troyanos, spyware…— en tu equipo.
  7. Cambia las claves personales. Puede que esté espiando tus comunicaciones en las redes sociales.
  8. Comprueba si puede llevar a cabo sus amenazas. Muchas amenazas son faroles, no son ciertas. Trata de comprobar que tiene las imágenes que dice.
  9. Avisa a quien te acosa de que comete delito grave. Debe saber que la Ley le puede perseguir y que tú lo sabes.
  10. Formula una denuncia. La Ley persigue con dureza este tipo de delitos, especialmente si eres menor de edad.

Recursos para la prevención


Deja un comentario

PantallasAmigas colaborará con la Unión Europea para identificar problemas para los menores por el uso ilícito de la Red

L'Europe de l'EnfanceEn el marco de las actuaciones con motivo de la presidencia española de la Unión Europea se celebrará en Madrid este próximo 7 de mayo la reunión semestral del Grupo Intergubernamental “L’Europe de l’Enfance” con una jornada bajo el título “Infancia y adolescencia. Oportunidades y retos en el uso de las nuevas tecnologías”.

PantallasAmigas participa, junto con el Consejo Audiovisual de Navarra, Protégeles y el Instituto de Tecnologías Educativas del Ministerio de Educación, en la mesa redonda que lleva por título “Intercambio de buenas prácticas ante los nuevos retos para la infancia en las TIC”.

La experiencia acumulada por los ponentes y participantes convocados a esta reunión, tanto a nivel nacional como internacional, permitirá identificar fortalezas, así como las debilidades que se pueden presentar por el uso indebido o ilícito de la Red. El intercambio de buenas prácticas en esta materia constituye una valiosa herramienta dirigida a orientar la intervención pública en defensa de los derechos de la infancia.

Una vez más, como en la jornada “Jornada de Buenas Prácticas para la Infancia y Adolescencia en el Uso de las Nuevas Tecnologías” que organizaron los Ministerios de Industria y de Educación en Octubre de 2008, PantallasAmigas participa como ejemplo destacado de buen uso de la tecnología.

Más información:


Deja un comentario

Seducciones ilegales en Internet: participación y factores de riesgo por parte de los menores

En Enero de 2009, la ISTTF, creada por 49 fiscales generales de Estados Unidos y MySpace, publicó los resultados de un año de trabajos en un informe que resumía los conocimientos que hasta ese momento existían sobre la seguridad online. Concluyó que el ciberbullying y el ciberacoso eran los principales riesgos que enfrentaba la juventud en Internet, que no todos los niños estaban igualmente en riesgos, y que los factores psicosociales y ambientales de cada menor eran más importantes que la tecnología que estaban usando.

Los depredadores online serían, sin embargo el riesgo que más atención (y distorsión) ha recibido desde el comienzo de la Web 2.0. El estudio descubrió que aunque sigue siendo una preocupación que merece más estudio, los contactos con depredadores online no suelen implicar a preadolescentes y casi nunca acaban en secuestro y abuso sexual. E incluso en los casos en que adolescentes se implican en relaciones sexuales con adultos que conocen en la Red, los propios adolescentes acaban implicándose activa y voluntariamente. Según esto, el proceso de grooming puede implicar manipulación pero raramente implica engaño. En casi todos los casos, el o la joven es consciente de la edad e intenciones del adulto. “No son delitos de violencia sexual”, opina David Finkelhor, director del Centro de Investigación sobre Delitos contra los Menores de la Universidad de New Hampshire. “Son seducciones delictivas que se aprovechan de las vulnerabilidades habituales de los adolescentes. Los que las llevan a cabo juegan con los deseos adolescentes de romance, aventura, información sexual y comprensión”.

Según el estudio no hay consenso sobre si los jóvenes están más en riesgo porque contactan con desconocidos o si los jóvenes previamente en riesgo son más proclives a contactar con desconocidos: por ejemplo, se ha demostrado que los jóvenes depresivos o promiscuos son intensos usuarios de los chats. Hace referencia también a varios estudios que reparten la culpa de estas relaciones entre los adultos y los menores.

La probabilidad de que un/a joven sea dañado/a sexualmente por un conocido de Internet es bastante baja, y la mayor parte de las solicitudes de tipo sexual proceden de sus pares. La inmensa mayoría de los crímenes contra los menores siguen teniendo lugar en el mundo real, mayormente por adultos conocidos. Dado que, al igual que el mundo físico, no es ni posible ni deseable aislar completamente a los niños de los adultos, la mejor protección contra manipulaciones y explotaciones de este tipo es el desarrollo del pensamiento crítico basado en una implicación activa de los padres.

Fuentes: Connect Safely e Internet Safety Technical Task Force


1 comentario

Las redes sociales copan las denuncias por ciberdelitos

La Guardia Civil de Pontevedra investiga un caso semanal por suplantación de identidades o injurias en redes sociales como Facebook o Tuenti y foros de internet.

En los perfiles de las Redes Sociales, muy pocos usuarios mienten o dan un nombre falso. Y ahí empiezan los problemas, porque la intimidad queda expuesta en la red. Un fallo del que alerta también el abogado coruñés experto en derecho informático Víctor Salgado: “No deberíamos publicar en Internet lo que no gritaríamos indiscriminadamente en la plaza de nuestra ciudad”.

Las denuncias que recibe la Guardia Civil tienen dos denominadores comunes: la edad de los ´ciberdelincuentes´ se sitúa entre los 15 y los 30 años y sus conocimientos en informática son más que aceptables. Y los delitos más frecuentes son los relacionados con la intimidad de las personas, como injurias, calumnias, amenazas y hasta suplantación de la identidad. “Es muy típico copiar una foto que está en una red social, retocarla no precisamente con buena intención y ´colgarla´ en otro sitio”, describe Sotelo.

¿Y cuáles son los móviles? Las venganzas sentimentales son muy frecuentes. Pero lo más sorprendente es que en ocasiones el joven que acaba ante la Guardia Civil sólo quería gastarle una broma a un compañero. “Se dan de alta en las redes unos a otros e incluyen en los perfiles de la ´víctima´, por ejemplo, insultos a profesores o a otros estudiantes”, concretan los investigadores.

Las redes sociales también pueden ser objetivo de los acosadores sexuales. Son casos más excepcionales, pero en la Guardia Civil de Pontevedra ya hay denuncias contra adultos que se hicieron pasar por adolescentes para contactar con menores con fines que no eran precisamente de amistad.

Fuente: farodevigo.es


3 comentarios

El robo de contraseñas y las vejaciones, los ciberdelitos que más aumentan

El grupo de delitos tecnológicos de la Policía Nacional ha duplicado su personal en tan sólo dos años. Su jefe, Antonio Domínguez, asegura que el aumento de las denuncias por el uso fraudulento de redes sociales como Youtube y Tuenti, o los famosos Messenger y Emule, se ha disparado en los últimos años. El robo de las cuentas de correo entre jóvenes por motivos de celos cuando dejan de ser pareja o amigos, y el insulto y vejaciones a profesores están entre los delitos que más cometen.

Para ello, el grupo policial ha impartido conferencias junto a la Guardia Civil en un centenar de colegios de la provincia para dejar claro a los chavales que robar una cuenta de correo puede llevar aparejado una pena de seis años de cárcel, cuatro por violación de la intimidad y dos por usurpación de la personalidad. «Cuando les decimos esto a los niños, primero se sonríen, y luego se llevan la mano a la cabeza», sostiene Domínguez, que asegura que el mayor problema radica en que los jóvenes desconocen por completo que, «lo que para ellos es un juego, es en sí un delito».

«Dando las charlas nos hemos dado cuenta de que este delito es algo habitual en el mundillo de los jóvenes en Internet», indica Domínguez. Hace poco corrió como la pólvora el robo de una cuenta de correo del cantante David Bisbal, que había sido sometido a chantaje y extorsión. Los jóvenes no lo hacen para llegar a estos extremos, pero sí, como explica el responsable policial, por celos en el caso de una ex pareja o de amigos que ya no lo son.

Para las personas cercanas es fácil saber qué palabras o fechas son las importantes y se suelen utilizar como claves. Por eso, Domínguez les recomienda a los jóvenes que, cuando en la cuenta de correo se accede al apartado ‘¿Has olvidado tu contraseña?’, hagan la pregunta ‘¿Cómo se llama mi perro?’ y contesten con otra muy diferente, por ejemplo con una fecha importante del cumpleaños de la abuela, que nadie conoce. En cualquier caso, que la pregunta y la respuesta no tengan nada que ver es una forma de evitar ser víctima de este tipo de delitos. Y a los que los cometen, sin saberlo, les reitera que lleva aparejado una pena de seis años de cárcel.

La Policía Nacional de Málaga recibió el año pasado un buen número de denuncias de docentes que se han sentido insultados y vejados por sus alumnos en Youtube, Tuenti y otras redes sociales. «El problema es que los jóvenes utilizan estos cauces para criticar a un profesor (algo que podrían hacer en la intimidad sin problemas), sin llegar a analizar que estas redes son un altavoz y que, muchas veces, la persona afectada conoce los contenidos que en ella se ponen», precisa Domínguez.

Los docentes llegan a denunciar los hechos, pero finalmente, en la mayoría de los casos, retiran las denuncias, porque solucionan los problemas dentro del propio centro escolar. «Hace poco hemos tenido un caso en el que la profesora retiró la denuncia porque se habló el tema en el claustro de profesores y con los padres del alumno que la había insultado en la Red y le expulsaron del centro cuatro días como medida disciplinaria», indica el jefe de Delitos Tecnológicos de la Policía.

Otra de las cosas que no saben los jóvenes es que las fotos o imágenes que tengan de un compañero no son suyas, pese a que tengan el soporte físico o digital. El tema se agrava aún más en el caso de menores, cuya publicación de fotos es en sí un delito. «Si yo la hice en un cumpleaños», dicen algunos. El quid de la cuestión está en que en la mayoría de los casos los niños o compañeros están de acuerdo con que cuelguen esas fotos en Internet, pero que hay otros casos donde se ríen de ellos o incluso graban peleas y hechos violentos en los que, además de violar esta norma, se añade otro delito.

El uso de teléfonos móviles está prohibido en los centros andaluces pero, obviamente, los escolares y jóvenes los pueden esconder simplemente silenciándolos. Lo importante, según Domínguez, es que sepan cómo moverse en Internet para no delinquir ni ser víctimas de delitos.

Fuente: hoy.es