Ciberdelitos

Noticias, información y prevención


Deja un comentario

IsAnyoneUp: sexting, difusión de datos privados, ciberacoso en redes sociales, ciberbullying… todo en un web

captura de webs de exnovias (fragmento)Amantes despechados y exparejas rencorosas tienen una manera cruel y criminal de vengarse de sus antiguas parejas: publicar sus fotos desnudas en Internet.

La Dra. Laura Bergman —sexóloga estadounidense— incide en un reciente artículo publicado en el Chicago Sun-Times en algo que Pantallasamigas lleva advirtiendo desde 2009 en el web temático Sexting.es: cada vez es más común encontrar fotos privadas de sexting expuestas a la vista de millones de personas por sus exparejas.

Is Anyone Up?En inglés denominan a este tipo de fotografías revenge porn (algo así como porno vengativo), y existen numerosos webs dedicados principal o parcialmente a recibir y publicar este tipo de fotos privadas. Uno de ellos era IsAnyoneUp, según explica la Dra. Bergman, y ha sido cerrado tras año y medio de exitosa existencia, aunque no por mandato judicial (pese a las continuas denuncias de padres, abogados y empresas) sino por haber sido adquirido por un controvertido web antiacoso. En este web que fue creado inicialmente entorno al cotilleo de grupos de rock y sus groupies, Bergman denuncia que los usuarios publicaban fotos íntimas de sus ex desnudas, junto con mensajes dando detalles de su vida y comportamiento. De hecho incluso existía un cínico apartado para publicar las reacciones de protesta de las personas cuyas fotografías privadas habían sido publicadas sin permiso. El web también recibía numerosas fotos de menores de edad, que según su administrador eran remitidas a la policía por medio de un abogado. Pese a no estar ya activo, las fotos que difundió siguen presentes en otros lugares de la Red. Bergman utiliza el término ciberviolación para describir el devastador impacto que tiene esta difusión delictiva de sexting privado sobre sus víctimas y sus familias. La sexóloga justifica el término en que pese a no haber violación física, hay una violación en la seguridad y privacidad de las víctimas: no sólo es la vergüenza que les provoca sino que sus reputaciones y su futuro quedan seriamente dañados.

Isanoyoneup?El propio administrador de IsAnyoneUp, en la carta abierta que envió tras su cierre, admitió lo sorprendente que es lo que la gente (sobre todo chicas jóvenes) es capaz de hacer (en referencia a los autodesnudos que le enviaban) por conseguir unos pocos seguidores más en Twitter o unas pocas solicitudes más de amistad en Facebook, red social de la cual él mismo fue expulsado de por vida (según afirma). Este web daba un paso más allá con respecto a los tradicionales webs de exnovias: cuando alguien enviaba una foto se le pedía incluir un enlace al perfil de la persona que aparecía desnuda en Facebook, Twitter o Myspace. De este modo se vinculaba con la imagen desnuda, el nombre real de la víctima y una manera fácil para contactar con ella.

No obstante, la persecución legal de este fenómeno es difícil. Dirigirse contra los responsables del web que las publica implica el problema de rastrearlos a menudo en países extranjeros. Incluso pueden invocar en su defensa determinadas leyes: p.ej. en los EE. UU. la Communications Decency Act que exime de responsabilidad a los dueños del web del contenido que los usuarios publican. En España hay jurisprudencia contradictoria al respecto: en ocasiones se culpa al dueño del web, en otras se le exculpa de responsabilidad.

Perseguir a quienes envían las fotos también tiene su dificultad. Está claro que la persona que sale en la fotografía debe autorizar cualquier publicación de la misma, pero ¿cómo probar fuera de toda duda quién la ha puesto en Internet? Incluso aunque se pruebe que fue desde su ordenador, podrá alegar que lo usó otra persona o que accedieron a él ilegalmente. Además el tiempo que trascurra durante la denuncia y posterior proceso judicial empeorará las cosas a nivel psicológico y podría dar incluso más difusión a la imagen. En estos casos se suele aconsejar usar una vía más rápida (al menos en España): acudir a la Agencia de Protección de Datos para que ordene su retirada de los webs que la estén mostrando. Por supuesto, en cualquier caso y aplicando los mismos consejos que se le dan a las víctimas de ciberbullying, lo primero es guardar las pruebas.

Aun así, el mejor consejo es evitar que esto pueda llegar a suceder y la mejor prevención, no generar este tipo de fotos. No pensemos que con no enviárselas a nadie estamos a salvo: podríamos perder el teléfono o alguien podría crackear nuestro ordenador (de hecho había varios casos así en IsAnyoneUp).

Si aún así insistes en enviar sexting a tu pareja, date cuenta del riesgo que corres y asegúrate de que a quien se lo envías es una persona de tu total y absoluta confianza y sigue otros consejos para minimizar el riesgo del sexting en la medida de lo posible.

Finalmente Bergman advierte a los padres de la importancia de alertar en casa a los hijos adolescentes sobre los riesgos del sexting. Ellos se enfrentan a la presión para hacer sexting todos los días (incluso desde los 12 años) y su ingenuidad e inexperiencia pueden llevarlos a creer que su novio o novia va a guardar esas fotos a buen recaudo. Es vital que entiendan que una vez tomada la foto y enviada, estará fuera de su control para siempre.

Fuentes: Chicago Sun-Times, Sexting.es, Wikipedia, Forbes y Bullyville.

Más información

twitter facebook Google Google Buzz Netvibes LinkedIn Menéame Latafanera Aupatu Debulla Enchílame Digg it del.icio.us Stumble It! Barrapunto Technorati Fresqui Blinkslist furl ma.gnolia simpy newsvine reddit fark TailRank

Anuncios


1 comentario

Debate social en los EE.UU. acerca del ciberacoso, el ciberbullying y la libertad de expresión

El juicio de Lori Drew, acusada de acosar por medio de Internet, a Megan Meier, una adolescente de Missouri, hasta llevarla al suicidio, ha abierto un debate en los Estado Unidos de América acerca de la relación entre libertad de expresión y ciberacoso.

A la polémica sobre este caso se sumó el de una condena impuesta a un colegio de Beverly Hills acusado de violar la libertad de expresión de una alumna que publicó en YouTube un vídeo de unas compañeras insultando a otra. Tras su publicación, la chica en cuestión les envió el enlace a varios compañeros, incluida la chica que era insultada en el vídeo.

Tras informar la chica humillada y su madre al colegio, la chica que había publicado el vídeo fue expulsada del colegio durante 2 días, lo que motivó la denuncia en cuestión contra el colegio.

Según explican en First Amendment Center Online, algunos Estados norteamericanos han legislado contra el comportamiento online de los alumnos fuera de horario o instalaciones lectivas y esto puede colisionar con el derecho a la libre expresión consagrado en la famosa Primera Enmienda de la Constitución de los EE.UU.

Fuente: Global Voices Advocacy


3 comentarios

El robo de contraseñas y las vejaciones, los ciberdelitos que más aumentan

El grupo de delitos tecnológicos de la Policía Nacional ha duplicado su personal en tan sólo dos años. Su jefe, Antonio Domínguez, asegura que el aumento de las denuncias por el uso fraudulento de redes sociales como Youtube y Tuenti, o los famosos Messenger y Emule, se ha disparado en los últimos años. El robo de las cuentas de correo entre jóvenes por motivos de celos cuando dejan de ser pareja o amigos, y el insulto y vejaciones a profesores están entre los delitos que más cometen.

Para ello, el grupo policial ha impartido conferencias junto a la Guardia Civil en un centenar de colegios de la provincia para dejar claro a los chavales que robar una cuenta de correo puede llevar aparejado una pena de seis años de cárcel, cuatro por violación de la intimidad y dos por usurpación de la personalidad. «Cuando les decimos esto a los niños, primero se sonríen, y luego se llevan la mano a la cabeza», sostiene Domínguez, que asegura que el mayor problema radica en que los jóvenes desconocen por completo que, «lo que para ellos es un juego, es en sí un delito».

«Dando las charlas nos hemos dado cuenta de que este delito es algo habitual en el mundillo de los jóvenes en Internet», indica Domínguez. Hace poco corrió como la pólvora el robo de una cuenta de correo del cantante David Bisbal, que había sido sometido a chantaje y extorsión. Los jóvenes no lo hacen para llegar a estos extremos, pero sí, como explica el responsable policial, por celos en el caso de una ex pareja o de amigos que ya no lo son.

Para las personas cercanas es fácil saber qué palabras o fechas son las importantes y se suelen utilizar como claves. Por eso, Domínguez les recomienda a los jóvenes que, cuando en la cuenta de correo se accede al apartado ‘¿Has olvidado tu contraseña?’, hagan la pregunta ‘¿Cómo se llama mi perro?’ y contesten con otra muy diferente, por ejemplo con una fecha importante del cumpleaños de la abuela, que nadie conoce. En cualquier caso, que la pregunta y la respuesta no tengan nada que ver es una forma de evitar ser víctima de este tipo de delitos. Y a los que los cometen, sin saberlo, les reitera que lleva aparejado una pena de seis años de cárcel.

La Policía Nacional de Málaga recibió el año pasado un buen número de denuncias de docentes que se han sentido insultados y vejados por sus alumnos en Youtube, Tuenti y otras redes sociales. «El problema es que los jóvenes utilizan estos cauces para criticar a un profesor (algo que podrían hacer en la intimidad sin problemas), sin llegar a analizar que estas redes son un altavoz y que, muchas veces, la persona afectada conoce los contenidos que en ella se ponen», precisa Domínguez.

Los docentes llegan a denunciar los hechos, pero finalmente, en la mayoría de los casos, retiran las denuncias, porque solucionan los problemas dentro del propio centro escolar. «Hace poco hemos tenido un caso en el que la profesora retiró la denuncia porque se habló el tema en el claustro de profesores y con los padres del alumno que la había insultado en la Red y le expulsaron del centro cuatro días como medida disciplinaria», indica el jefe de Delitos Tecnológicos de la Policía.

Otra de las cosas que no saben los jóvenes es que las fotos o imágenes que tengan de un compañero no son suyas, pese a que tengan el soporte físico o digital. El tema se agrava aún más en el caso de menores, cuya publicación de fotos es en sí un delito. «Si yo la hice en un cumpleaños», dicen algunos. El quid de la cuestión está en que en la mayoría de los casos los niños o compañeros están de acuerdo con que cuelguen esas fotos en Internet, pero que hay otros casos donde se ríen de ellos o incluso graban peleas y hechos violentos en los que, además de violar esta norma, se añade otro delito.

El uso de teléfonos móviles está prohibido en los centros andaluces pero, obviamente, los escolares y jóvenes los pueden esconder simplemente silenciándolos. Lo importante, según Domínguez, es que sepan cómo moverse en Internet para no delinquir ni ser víctimas de delitos.

Fuente: hoy.es


Deja un comentario

¿Son eficaces las leyes contra la pornografía infantil on line?

Varios abogados en EEUU han acusado a los fiscales de hacer una mala interpretación de las leyes contra la pornografía infantil, lo que desprotege, paradógicamente a quienes están destinadas a proteger.

“Las leyes de pornografía infantil están diseñadas para casos en los que un adulto obliga a un menor o se aprovecha de su superioridad para tomarle fotografías” dice Mark Rasch, ex fiscal federal de delitos cibernéticos, “pero no cuando los menores se fotografían a sí mismos”

Sin embargo, Parry Aftab, fundadora y directora de WiredSafety, que educa a niños sobre la seguridad de Internet, dice que los procesos judiciales son actos desesperados y no logran el efecto deseado. “Los fiscales no saben qué hacer”.

“Si mi hijo o hija están haciendo este tipo de cosas [enviar fotografias suyas desnudos], me gustaría tener un debate serio con ellos acerca de las consecuencias, pero no sé que ayudaría a enviar a nadie a la cárcel”, dice Rasch.

No se conocen casos de cargos federales en contra de un menor de edad para la pornografía infantil: los casos recientes se presentaron en virtud de las leyes estatales por los fiscales locales, por lo general en la corte juvenil.

Rasch, señala que los menores que toman o comparten auto-retratos desnudos pueden ser procesados como adultos y se enfrentan a penas más graves si están todavía en posesión de las imágenes cuando alcancen la edad de 18 años.

Aftab no ve diferencia entre un envío de fotos provocadoras a MySpace y enviar fotos de desnudos a los amigos. “Estos niños están viendo cosas en MySpace y otros sitios on line donde otros chicos realizan simulacros de sexo, y para ellos no es más que los 15 megabytes de fama. Ellos piensan que ésa es la norma “, dijo.

Aftab dice que la solución es el asesoramiento y la educación. El ex debe recabar los expertos en salud mental, y el segundo hijo educadores deben participar, ya que los adolescentes no escuchan a los adultos cuando se trata de regular su comportamiento.

Aftab considera más educativo un castigo que impkique una consecuencia que realmente importe al adolescente como retirarle su teléfono celular o perder Internet o cualquier otro privilegio. “Es cuantificable, y es a su alcance.”

Fuente: kaganof.com/kagablog